Invierno y Piscina, ¿compatibles?

 

Nadar o no nadar, he aquí la cuestión. Muchos padres se hacen esta pregunta durante los meses de invierno, no queriendo arriesgar en absoluto cuando los catarros y la gripe tienden a reinar. Seguro que se te ocurren razones para no apuntar a los peques a natación hasta que el ambiente casi te lo pida, pero en Swimmers School queremos convencerte de lo contrario.

 

Durante los meses de invierno, nuestros hijos suelen pasar menos tiempo al aire libre, por lo que no reciben el mismo tiempo de socialización y ejercicio que en los meses de verano. Esto puede afectar negativamente en el desarrollo psicomotriz de nuestros hijos, para lo que la socialización es clave. Las clases grupales de natación infantil en Swimmers School ayudan a los niños y niñas a aprender a nadar, y a interactuar con otros peques de su misma edad a la vez que se divierten un montón en clase.

 

En Swimmers School no debes de preocuparte de que al terminar la clase tu pequeño salga con el pelo mojado de la instalación. No solo contamos con un servicio opcional de cambio en vestuario para que no te tengas que preocupar de nada, sino que además contamos con secadores de última generación para asegurarte de que ese pelo termina bien seco. Además, el ejercicio físico que hagan en clase estimula el rendimiento de sus sistema inmunológico, para que tengan las defensas bien altas durante todo el invierno.

 

¿Necesitas más razones? Pásate a conocernos, la primera clase de natación es de prueba totalmente gratuita. Esperamos que nuestras instalaciones, grupos reducidos y educación de calidad hablen por sí solas. Reserva ahora haciendo click aquí.