Natación para niños con tablas

Ahora que va a comenzar la época de piscina y buen tiempo, quizás es interesante que los niños que entran en la edad de aprender a nadar, tomen algunas clases. Es importante para los niños aprender a nadar y conseguir buenas técnicas desde pequeños.

¿Por qué utilizar la tabla en el agua?

Para aprender a nadar y mejorar la técnica, hay muchas veces que se opta por utilizar tablas de espuma flotante. Estas tablas nos permitirán flotar con menos trabajo y mantener la postura. Cuando un niño aprende a nadar, a parte de flotar, le enseñan a tener una buena destreza con la patada y la brazada. Todos estamos de acuerdo en que para saber nadar tiene que haber un equilibrio entre flotar, brazada y patada.

 Natación con tablas

La tabla para flotar

Para aprender a nadar, primero debemos aprender a flotar en el agua para no hundirnos. Nademos bien o mal, es importante saber flotar. La tabla, al estar hecha de un material de goma espuma, flota y esto sirve como apoyo a la hora de aprender a flotar e incluso podrá soportar el peso de quien se coloque encima, ya sea sentados o tumbados en ella. Gracias a la tabla, y sin hacer esfuerzo, los niños pueden aprender la postura que deben adquirir en cada tipo de nado.

La tabla para aprender a dar la brazada

La brazada puede resultar incómoda de hacer si no se enseña bien. Existen diferentes tipos de brazada, la mariposa, nado a braza, la brazada que se realiza cuando se nada a crol. Según para que estilo, las técnicas serán unas u otras y la posición de la tabla irá variando. Lo importante es reforzar el estilo de nado con la tabla.

La tabla para aprender a dar la patada

En todos los estilos la patada es algo fundamental, ya que es el motor que nos dará impulso y velocidad. Para aprender a dar patadas, los niños pueden sujetar la tabla con los brazos estirados en el agua y patalear hasta conseguir llegar a algún punto de la piscina.

Si quieres que tus hijos aprendan a nadar correctamente, consiguiendo el equilibrio perfecto, en Swimmers nos lo tomamos muy enserio. Les enseñamos a nadar desde pequeños, adaptándonos a cada cliente y les ayudamos a mejorar sus debilidades acuáticas.